Historia del Sindicato

 

El Sindicato INDEPENDENCIA de aviación nace en 1988.
A raíz de la huelga de 1988 en la línea aérea paraestatal Aeroméxico, y ante la necesidad de contar con una representación sindical real y que representará a los trabajadores de la recién creada Aerovías de México, un grupo de trabajadores del área de Servicios Línea se reunieron.

La creación del Sindicato Nacional de Trabajadores al Servicio de las Líneas Aéreas Similares y Conexos “INDEPENDENCIA” data de la extinta Aeronaves de México, S.A. de C.V. la cual era una empresa paraestatal que se concebía al servicio que prestaba exclusivo del gobierno en turno y por lo mismo servía de trampolín político para todos los directivos que designaban al frente de la misma.

Hasta el último día de su existencia como línea aérea se encontraba sobre poblada ya que con su flota de 52 aeronaves se tenía una planta total de aproximadamente 15,000 empleados, los trabajadores sindicalizados eran aproximadamente 7,500 y estaban representados por un sindicato de empresa con aproximadamente 30 años de haberse constituido, en esa época ya se consideraba independiente a la empresa y por consecuencia con todos los vicios habidos y por haber de un sindicato tradicionalista.

El cierre de la empresa se dió con motivo de una reestructuración de la flota de equipos DC-8 que tenían que dejar de volar porque ya no podían entrar a los cielos norteamericanos de acuerdo a las disposiciones de la FAA, por tal motivo hubo la solicitud de la empresa al sindicato que era necesario recortar personal en forma voluntaria para retirar dichos equipos, sin embargo el secretario general del sindicato convocó a una asamblea general para proponer el recorte de personal a través de retiros voluntarios, decidiendo a la Asamblea que no se aceptaba dicha propuesta por la pérdida de fuentes de trabajo.

Derivado de lo anterior se emplazó a la empresa Aeronaves de México con aviso de estallamiento de huelga para el día 12 de abril de 1988, estallándose esta por no llegar a ningún acuerdo entre ambas partes, ya que los dirigentes de las asociaciones de pilotos y sobrecargos se desistieron días antes de su emplazamiento de huelga y haciéndose efectiva únicamente por el personal sindicalizado de tierra el estallamiento por decisión de las mayorías.

Posteriormente se publicó en los medios de comunicación una nota que decía: “llamamiento: todos a la defensa de empresas estatales y solidaridad con la huelga de Aeroméxico” dirigida al Lic. Miguel de la Madrid Presidente Constitucional de la República Mexicana, a todo el pueblo de México, a los sindicatos de empresas paraestatales, a todos los sindicatos y organizaciones populares, para trabajar sistemáticamente en la defensa de las empresas paraestatales, para estudiar este problema y proponer la lucha por:

A) El rescate histórico de la empresa nacional e industria paraestatal.
B) La defensa de las empresas paraestatales, defensa de la soberanía nacional y popular.
C) Y en virtud de que los hechos se precipitan con los compañeros de Aeroméxico que viven una importante lucha, cuyo fondo principal es lograr que esa empresa, estratégica y prioritaria, representa un importante papel para la economía nacional y no debe ser desmantelada.

Este llamamiento fue publicado el día 15 de abril de 1988, originado por los sindicatos del SME, sindicato independiente de trabajadores de la industria automotriz (DINA), de empleados y trabajadores de azúcar, sindicato de SIDENA, sindicato de pesca, sindicato del metro, ASSA, sindicato de asa, sindicato de telégrafos nacionales, etc.

Sin embargo, no tuvo ningún efecto, ya que el primero de mayo de 1988, se declara inexistente la huelga y al mismo tiempo se declara en quiebra la empresa, entrando en funciones el síndico de la quiebra el día dos de mayo del mismo año, reclutando a los trabajadores que no tenían problemas en su expediente para atender la etapa de transición, en donde se tenía que demostrar que la empresa era rentable para poder continuar y formalizar una nueva empresa.

Para esto en función de no tener el problema de sustitución patronal el síndico dura en sus funciones aproximadamente seis meses, demostrando que la empresa era rentable.

Se dieron muestras tangibles de que con el mínimo de personal y con una flota determinada podía crearse una empresa de primera clase, con el máximo de confiabilidad, seguridad y puntualidad, lo cual sorprendió a empresas extranjeras como lo son las japonesas que hicieron estudios y llegaron a nuestro país para investigar cómo era posible que ahora ocupara el primer lugar en puntualidad, confiabilidad y seguridad.

Es cuando nace la inquietud de algunos de los integrantes del sindicato independencia, primero en cuanto a: de acuerdo a la ley a que derechos teníamos por liquidación en una empresa que se declara en quiebra y segundo: quien pudiera ocupar la representación del personal sindicalizado al iniciar la nueva empresa a finales del mes de septiembre del mismo año.

El mes de septiembre fue determinante ya que hubo movilizaciones por parte de ex integrantes del comité del anterior sindicato que se encontraban trabajando en la sindicatura para obtener el contrato colectivo de la nueva empresa, así como interesados externos como la CTM, el SNTAS, de la CROM, y otros.

A finales del mes de septiembre, en vísperas de la creación de una nueva empresa, una vez demostrada su rentabilidad durante la sindicatura de la quiebra de aeronaves de México, los iniciadores del sindicato independencia: Luis Meza Fierro, Alberto Sarabia Tovar, Jorge G. Cerda Cedillo, Fernando García Díaz, Tomas Del Toro Del Villar. Nos percatamos de que había sido negada la toma de nota solicitada por algunos trabajadores con motivo de haber incluido personal que no estaba laborando en la empresa, por tal motivo decidimos arriesgarnos a promover con los compañeros formar un nuevo sindicato para que el contrato colectivo de trabajo quedara en manos de los trabajadores que habíamos dado todo en la etapa de la sindicatura.

Fuimos llamados por el Sr. Sifuentes y el Ing. ip address to domain name Reyes Medina para aclarar nuestra posición en cuanto a la inquietud que teníamos de formar un sindicato, ya que en esos momentos estaba prohibido hablar de sindicatos en las áreas de trabajo. Le expresamos cual era nuestra intención previendo que no deseábamos que quedara en manos de organizaciones sindicales tradicionalistas.

Posteriormente concertamos una cita con el Arq. Pedro Cerisola y Weber en ese entonces director general de la nueva empresa de la cual no se determinaba todavía su nombre oficial.

Nos atendió en su despacho haciéndonos notar que estábamos en nuestro derecho, ya que para que la empresa estuviera bien constituida necesitaba tener un sindicato legalmente constituido. Se nos indicó que las movilizaciones que realizáramos, las hiciéramos fuera de nuestra horas de labores y que no había ningún problema, esperando que obtuviéramos el registro y una vez conseguido este nos daría audiencia para establecer fecha para negociar el contrato colectivo de trabajo de la nueva empresa.
Se consiguió la asesoría del Lic. Ezequiel Cavazos Lerma quien nos orientó para llevar a cabo todos los trámites ante las autoridades de la dirección general de registros de asociaciones de la secretaria de trabajo y previsión social, gracias a las buenas relaciones del asesor logramos conseguir el registro como sindicato nacional de industria.

Para esto se llevaron a cabo recorridos en todas las áreas de trabajo donde les invitábamos a participar en el nuevo sindicato, dándose como respuesta de los compañeros que apoyaban moralmente pero no se comprometían con firmas, afortunadamente se logró llevar a cabo una asamblea constitutiva con aproximadamente 200 trabajadores y formándose el padrón de agremiados al inicio de la nueva empresa con 900 trabajadores teniendo una flota en la empresa de 19 equipos de vuelo.

En las negociaciones del contrato colectivo de trabajo con los representantes de la empresa Aerovías de México, .una vez expedida la toma de nota con fecha del 8 de octubre de 1988 y recibida el día 10 del mismo mes, se logró despegar algunas condiciones de trabajo y prestaciones que no estaban contempladas en el proyecto de contrato, siendo todo en beneficio de los trabajadores sindicalizados como fue el primer logro establecer el rubro de despensa que no se tenía contemplado.

El domicilio oficial al inicio del sindicato independencia fueron las oficinas del asesor jurídico Lic. Ezequiel Cavazos Lerma en la calle de buen tono y posteriormente en el domicilio de la calle de Bélgica 1113 colonia Portales, donde se tuvo que adecuar ya que era una casa habitación y no contábamos con ningún mobiliario de oficina, haciéndonos cargo de la adecuación del inmueble y sin ningún recurso extra, ya que teníamos que esperarnos a que se empezaran a recibir la cuotas que recabaría la empresa de acuerdo a nuestros estatutos con fecha de la firma del contrato que fue el 14 de octubre de 1988.

Para esto es importante resaltar que en las negociaciones se presentó el ofrecimiento por parte del director general Arq. Pedro Cerisola y Weber de otorgarnos oficinas, personal administrativo y una ayuda económica mensual para solventar los gastos del sindicato, en pleno del comité ya establecido se tomó la decisión de no aceptar ningún ofrecimiento de la empresa, ya que decidimos ser independientes y no establecer ningún compromiso con los directivos.

Una vez acordado el C.C.T. y la forma en que íbamos a trabajar laboralmente con la empresa se iniciaron los recorridos en toda la República Mexicana donde se tenían centros de trabajo para presentarnos como representantes del sindicato y hacer del conocimiento el contrato firmado con la empresa, el cual fue criticado como un contrato leonino por todos los medios de comunicación.

Sin embargo, fue y ha sido un compromiso desde su inicio luchar por los intereses de todos nuestros representados así como sus familias que dependen económicamente de cada uno de ellos ir mejorando y superando las condiciones de trabajo que en su momento se tenían.

La primer circular informativa que se hace del conocimiento de todos los agremiados se transcribe a continuación:
A todos los trabajadores de la empresa Aerovías de México, S.A. de C.V.
Presente:
El sindicato nacional de trabajadores al servicio de las líneas aéreas similares y conexos “independencia”, informa:

Que con Fecha 10 de octubre de 1988, número de registro 5216, se constituyó formalmente como la única organización gremial, que representa ante la Secretaria del Trabajo y la Empresa Aerovías de México, S.A. de C.V. los derechos de los trabajadores establecidos en la ley federal del trabajo y el contrato colectivo que recientemente suscribimos con la compañía.
El sindicato, órgano de nueva creación, se encuentra integrado por trabajadores de la empresa que cuentan con una trayectoria limpia y honesta, cuyas características han sido el trabajo y la responsabilidad personal y su compromiso actual, representar con probidad los intereses legítimos de sus compañeros trabajadores.
La nueva organización gremial, haciéndose eco de las inquietudes del personal y consciente de su capacidad, experiencia y voluntad de trabajo.
Invita a:
-Redoblar esfuerzos para elevar la productividad con eficiencia y lograr con ello el fortalecimiento de nuestra fuente de trabajo.
-Mejorar y ampliar la calidad de los servicios para obtener niveles de atención al público de aceptación y reconocimiento nacional e internacional.
-Actuar con responsabilidad y entrega en nuestras funciones.
-Trabajar con honestidad y respeto, tanto con el usuario de los servicios como con nuestros compañeros de trabajo, y
-A desarrollar nuestras actividades con vocación y orgullo.
Compañero trabajador, el país requiere de nuestra participación productiva, mostremos que somos capaces, que estamos calificados, que somos mexicanos, que trabajan y aportan.

El sindicato nacional de trabajadores al servicio de las líneas aéreas similares y conexos “independencia”, se pone a tus ordenes desde el día 14 del mes de octubre de 1988, en la calle de Bélgica número 1113, colonia portales, código postal 03300, y da a conocer los nombres de los integrantes del comité ejecutivo nacional, quienes a partir de esta fecha se encuentran en funciones para atender a los trabajadores de Aerovías de México, S.A. de C.V. Comité ejecutivo nacional “unión y servicio”

  • Tomas del Toro del Villar, Secretario General
  • Fernando García Díaz, Secretario de Organización
  • Jorge Gerardo Cerda Cedillo, Secretario del Interior
  • Alberto Sarabia Tovar, Srio. Trabajo y conflictos
  • Juan R. Escamilla Manzano, Secretario tesorero
  • Luis Meza Fierro, Srio. De actas y acuerdos
  • Comisión de honor y justicia
  • Ma. Esperanza González Ávila, Presidente
  • Álvaro Víctor Albarrán Coss, Secretario
  • Bernal Camacho Cruz, Vocal
  • Comisión de hacienda
  • Jorge Becerril Ramírez, Presidente
  • Alfredo Mendoza Trejo. Secretario
  • Marco a. Vázquez Piña. Vocal

Una vez teniendo el reconocimiento de las autoridades y de la empresa con la toma de nota y la firma del contrato colectivo de trabajo respectivamente, el siguiente reto era presentarnos ante todos los trabajadores del interior de la república para lo cual nos dividimos en grupos y visitamos todas las estaciones del sistema de aerovías de México.

En algunas nos recibieron los compañeros a la defensiva, culpándonos de la perdida de la fuente de trabajo o argumentaban que íbamos por las arcas del sindicato, se les hizo la aclaración que iniciábamos los doce integrantes del comité del nuevo sindicato independencia en ceros económicamente.

También se les informo que nuestras intenciones eran de realmente defender a los trabajadores, sin caer en vicios de sindicatos tradicionalistas entendiéndose que no permitiríamos que se solaparan a los trabajadores que incurrieran en causales de rescisión de contrato como son: que se presentaran en estado de ebriedad, que los sorprendieran robando o no trabajando, así como por negligencia cometieran errores.

Parte de la información que se les comunico a los compañeros, fue que nosotros como integrantes del comité no estábamos de tiempo completo en el sindicato independencia, por lo que nos íbamos a turnar de acuerdo a los permisos día/hombre al mes que teníamos pactado con la empresa para que se les pudiera atender.

Ya estando en las instalaciones de Bélgica, las cuales fueron acondicionadas por los iniciadores, desde remover escombros, acondicionar los cuartos para oficina, pintar, instalar protecciones, etc. Así como elaborando nosotros mismos los escritos que debíamos enviar a la empresa, una vez que definimos el logotipo que quedaría plasmado como membrete, el estilo de la papelería, los formatos de afiliación, el tipo de credencial de agremiado, etc.

Cabe mencionar que durante los primeros cinco meses al estar laborando en las aéreas de trabajo y con nuestro cargo de representantes fue prácticamente imposible desarrollar los trabajos de la empresa, ya que los mismos compañeros nos solicitaban información y la atención inmediata a sus problemas en sus departamentos.

Fue muy difícil en un principio el trato con los compañeros, ya todos exigían que se restablecieran las mismas condiciones de trabajo que en la empresa anterior, como lo eran las prestaciones de: comedor las 24 horas, transportación las 24 horas, las jornadas de 40 horas a la semana, turnos especiales de 11 horas de trabajo por 37 de descanso y 12 horas de trabajo por 36 de descanso, los vales de despensa pagados en efectivo, como otras tantas.

Sin embargo, poco a poco fueron comprendiendo que no era lo mismo laborar para una empresa paraestatal que dependía de papa gobierno casi en forma directa que en una empresa de iniciativa “privada” como en la que estábamos contratados ahora, casi sin ningún beneficio o participación del nuevo sindicato independencia.

Se tenían mas de dos o tres mil demandas por derecho preferencial que reclamaban los ex trabajadores de la extinta aeronaves de México, por lo que el secretario general del sindicato independencia se la pasaba prácticamente todo el tiempo en la junta federal de conciliación y arbitraje, ya que estábamos como terceros involucrados en todas las demandas que se les hacía llegar a la sindicatura de la quiebra de aeronaves de México.

Esto nos obligó a tener nuestro primer congreso nacional de delegados y la primer asamblea general ordinaria hasta el mes de julio del año de 1989, en donde se les informo a todos los presentes del primer emplazamiento a la empresa aerovías de México, por revisión del salario por cuota diaria que establece la ley federal de trabajo, lográndose además del incremento salarial, establecer con la empresa puntos de convenio donde se acordaron beneficios extras para todos los trabajadores, así como compromisos para llevar a cabo estudios y la factibilidad de establecer transporte, pagos de subsidios por el IMSS a través de la nómina, asignación de cajas de herramientas, pagos por arrendamiento, uso y desgaste de las herramientas de los trabajadores, etc.

En esa época también se estableció por parte del sindicato independencia un centro de capacitación llamado “centro de capacitación, adiestramiento y desarrollo del sindicato independencia” “CECADSI” en el cual se formaron mecánicos de aviación en la especialidad de motores y planeadores, en laministería, cursos de actualización, así como en otras especialidades, desafortunadamente no se logró consolidar con motivo de no contar con áreas de talleres, aulas propias, etc., otro de los problemas más serios que se tuvieron fue la creación de la universidad de aerovías a la cual le estábamos quitando aspirantes, en virtud de que el sindicato nunca cobro un centavo a sus agremiados y la universidad era bastante alto los costos de los cursos.

En el año de 1992, se emite un decreto presidencial para que se formara una concesión en forma tripartita para atender los servicios de apoyo en tierra entre aerovías de México, mexicana de aviación y aeropuertos y servicios auxiliares, haciendo que cada una de las empresas liquidara a su personal que laboraba en las plataformas a nivel nacional.

Fue entonces cuando se habló con los responsables de la creación de la nueva empresa sistemas corporativos de personal, S.A. de C.V. (SICOPSA/SEAT), para esto a nuestro personal agremiado y que prestaba sus servicios en aerovías de México, se les consiguió una liquidación constitucional de aproximadamente el 150% con las garantías de que iban a tener prioridad para ser re contratados en la nueva empresa.

Ya firmado el contrato colectivo de trabajo con SICOPSA/SEAT, nos dimos a la tarea de recorrer toda la república para llevar a cabo las contrataciones del nuevo personal que integraría esta nueva relación de trabajo y asimismo orientar a los administradores para que se llevara a cabo la mejor selección del personal que ingreso.

Para esto, nos vimos en la necesidad de formar los nuevos comités ejecutivos locales que estarían al frente en forma directa con aerovías de México y con SICOPSA/SEAT, la primera con aproximadamente 1,300 afiliados y con la segunda con 1,100 afiliados respectivamente, siendo un total de 2,300 agremiados y en la representación sindical nos estábamos incrementando a 18 ejecutivos a nivel nacional y local.

Posteriormente se presentó el período de las primeras elecciones para el comité ejecutivo nacional que su gestión dura seis años, tras un proceso de votaciones democráticas directas y secretas, con la participación de otra planilla, resultamos favorecidos todos los integrantes del comité ejecutivo en la nueva planilla presentada a todos los trabajadores.

En este nuevo periodo represento en la vida del sindicato independencia cambios trascendentales en el entorno sindical a nivel nacional e internacional, estableciendo alianzas, participando en foros de la industria aérea, foros de la lVII legislatura de la cámara de diputados para la reforma laboral, congresos de la federación internacional de trabajadores del transporte (ITF), el ingreso a la federación de sindicatos de bienes de empresas y servicios (FESEBS), formamos parte de los que constituyeron la nueva central obrera unión nacional de trabajadores (UNT).